7 soluciones caseras para reducir los espasmos musculares

Además de ser un gran aliado en la aromaterapia para promover la relajación, los masajes con aceite de lavanda son muy efectivos para aliviar las molestias causadas por los espasmos musculares.

El dolor muscular puede deberse a múltiples causas. Aunque en muchas ocasiones sabemos las razones por las que sufrimos esos molestos dolores, en otras ocasiones no sabemos las razones.

En la mayoría de los casos, el estrés, la tensión muscular, las caídas, el  ejercicio, un mal movimiento o incluso la gripe pueden causar daños  musculares   , molestias y pereza.

Es muy importante saber cómo aliviar el dolor muscular porque afecta directamente nuestra calidad de vida:   nos incapacita para llevar a cabo nuestro día normalmente  y siempre pensamos en el dolor. A su vez, el dolor muscular está directamente relacionado con los espasmos, que son movimientos involuntarios que aparecen repentinamente en nuestro cuerpo y varían de molestos a dolorosos.

Remedios caseros para tratar espasmos musculares

Músculos tensos

Los productos naturales son ideales para atender algunas molestias que aparecen en nuestro cuerpo. Si desea saber  cuáles son los mejores tratamientos  o soluciones para evitar tanto el dolor muscular como los espasmos musculares, siga leyendo estas líneas.

1. agua caliente

El agua tibia o tibia es perfecta para relajar el músculo. Es uno de  los remedios caseros más ampliados gracias a su simplicidad y efectividad.

  • Lo ideal es tener una botella de agua caliente o compresas de tela empapadas en agua caliente. Aplicado al área afectada, ayudará a estimular la circulación sanguínea, ayudando así a eliminar la tensión muscular y la inflamación.
  • También puede aprovechar el momento de la ducha para aplicar calor localmente.

2. Ramas de romero

Es  una hierba muy beneficiosa para tratar diversos significados del organismo gracias, según este estudio realizado por la Universidade Estadual Paulista (Brasil)  . En este caso, su infusión puede ayudar a que desaparezca la inflamación: humedezca un paño y aplique en el área que desea tratar.

  • Si puede obtener aceite de romero, puede aplicarlo con masajes suaves y firmes para mejorar la condición.

3. Incremente su consumo de potasio

El dolor muscular puede deberse a múltiples causas. Aunque en muchas ocasiones sabemos las razones por las que sufrimos esos molestos dolores, en otras ocasiones no sabemos las razones.

En la mayoría de los casos, el estrés, la tensión muscular, las caídas, el  ejercicio, un mal movimiento o incluso la gripe pueden causar daños  musculares   , molestias y pereza.

Es muy importante saber cómo aliviar el dolor muscular porque afecta directamente nuestra calidad de vida:   nos incapacita para llevar a cabo nuestro día normalmente  y siempre pensamos en el dolor. A su vez, el dolor muscular está directamente relacionado con los espasmos, que son movimientos involuntarios que aparecen repentinamente en nuestro cuerpo y varían de molestos a dolorosos.

4. Vinagre de manzana

El vinagre de sidra de manzana tiene excelentes propiedades, además de muchos otros usos domésticos. En este caso, es  muy eficaz para evitar el dolor y los espasmos musculares  en el cuerpo, según este estudio realizado por el Instituto de Investigación y Desarrollo Agrícola de Malasia. Es un remedio ideal para combatir la tensión muscular.

  • Para aprovechar sus beneficios, podemos sumergir el área afectada en un recipiente con una mezcla de agua y dos tazas de vinagre (500 ml).
  • Otra opción es  aplicar gasas o compresas impregnadas en la mezcla y dejar actuar durante 30 minutos  .

5. hielo

Cuando pensamos en molestias musculares,  pensamos inmediatamente en cubitos de hielo  . Son uno de los grandes antiinflamatorios naturales que siempre tenemos a mano en casa.

  • Puedes aplicar frío fácilmente envolviendo unos cubitos de hielo en una toalla. Evite aplicar hielo directamente, ya que puede causar quemaduras en la piel.
  • Luego  deje que el hielo trabaje durante 15 minutos  en el área. Puede hacer este tratamiento de 2 a 3 veces al día, siempre que lo necesite.

6. Infusión de valeriana

Una de las plantas más relajantes que encontramos es la valeriana. Puede preparar una infusión de valeriana para relajar el cuerpo tanto física como mentalmente gracias a sus propiedades analgésicas. Esto se afirma en este estudio de la Universidad de Shiraz (Irán).

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de valeriana (15 g)

Preparación

  • Agregue una cucharada de valeriana en una taza de agua hirviendo y deje en infusión durante 5 o 10 minutos.
  • Después del tiempo indicado, colar y beber.

Idealmente,  tómelo por la noche antes de acostarse para que el cuerpo se recupere  durante todas las horas nocturnas.

7. aceite de lavanda

El aceite de lavanda ahora puede ser tu mejor aliado para combatir los espasmos musculares. Al igual que la valeriana, la lavanda tiene propiedades muy relajantes (como explica este artículo del Centro de Investigación de Neurociencia de Shefa), por lo que también se usa en tantos ambientadores.

  • Para usarlo, obtenga un aceite de lavanda de un herbolario (si lo desea, puede prepararlo usted mismo).
  • Aplíquelo en el área afectada y masajee hasta que se reabsorba.

Como has visto, estas recomendaciones son muy básicas pero al mismo tiempo muy efectivas para tratar y eliminar los espasmos musculares. Sin duda, una forma muy sencilla de evitar el dolor y mejorar su calidad de vida.

Leave a Reply

Scroll to Top