Contracciones Musculares, Un Síntoma Raro y Complejo Que Aparece Con la Fibromialgia. ¿Qué Podemos Hacer? ¿Cómo Aliviarlos?

Fibromialgia y  los espasmos musculares

La fibromialgia es dolor. No sólo causa dolor en todo el cuerpo, sino que también produce diferentes tipos de dolor.

Los tipos más comunes de dolor con fibromialgia son:

Hiperalgesia -amplificación del dolorAlodinia -dolor al tactoParestesia dolorosa -sensaciones nerviosas dolorosas

Pero nuestro dolor no se detiene allí.


Otra queja común muchos con fibromialgia, es el dolor de los espasmos musculares.


¿Qué son los espasmos musculares?

Un espasmo muscular es una contracción del músculo, repentino y doloroso. Un espasmo puede durar sólo unos segundos, pero puede durar varios minutos y puede suceder repetidamente. 

A veces denominados calambres, los espasmos musculares son increíblemente dolorosos. Un espasmo no debe confundirse con un espasmo muscular común, que es indoloro, aunque molesto. 

He experimentado personalmente despertar en el medio de la noche retorciéndome de dolor en numerosas ocasiones, y puedo asegurar que hay una enorme diferencia entre un espasmo y una contracción nerviosa. Los espasmos musculares en la fibromialgia parecen ocurrir más comúnmente en el cuello, los hombros y la espalda. 

Pero pueden ocurrir en cualquier lugar, los he tenido en la espalda, las piernas y los pies.


¿Qué conexión existe entre la fibromialgia y los espasmos musculares?

Estas son algunas cosas que usted necesita saber acerca de la fibromialgia y los espasmos musculares:

 El tipo particular de espasmos en la fibromialgia, se han referido como reumatismo muscular.

Se cree que la causa del reumatismo muscular puede ser debido a las contracciones incontrolables de espasmos musculares en las zonas afectadas.

Estudios realizados en individuos con fibromialgia han revelado que algunos experimentan cambios en las mitocondrias, en la potencia de las células, y en sus células musculares. 

Otros tuvieron anormalidades en el funcionamiento de sus receptores del dolor. Otros, tenían cambios de la micro-circulación de la sangre, dando por resultado la contracción de sus capilares en los tejidos donde ocurre el espasmo del músculo.

Un estudio sugiere que nuestros espasmos pueden ser causados ​​por puntos gatillo miofasciales, un tejido viscoso que se forma cuando el tejido blando se lesiona, y no se cura adecuadamente.También es posible que espasmos musculares fueran causados ​​por nuestros nervios hiperactivos, deficiencias de nutrientes, o una variedad de otras cosas.

¿Qué se puede hacer con los espasmos musculares?

 Queda por ver si los médicos y los investigadores comprenderán en algún momento la causa exacta de estos espasmos dolorosos. Mientras tanto, necesitamos saber qué hacer para ayudarnos a aliviar este dolor. 

Aquí hay algunas cosas beneficiosas para la reducción del número de espasmos musculares:        

• Terapia de calor y/o frío. Trate de intercambiar entre bolsas de hielo y        almohadillas de calor.     

• Cremas para aliviar el dolor, tópicas o ungüentos       

• Estiramiento suave. Tenga en cuenta que el estiramiento exagerado puede tener el efecto opuesto.       

Baños de sales de Epsom.       

• Masajes.  Pruebe un auto-masaje suave en el área afectada.     

Acupuntura.       

• Descanso adecuado.       

• Suplementos de magnesio y ácido málico.       

• Dieta rica en potasio. Alimentos ricos en potasio: bananas, patatas dulces, frijoles (especialmente frijoles blancos), patatas, yogur y ciruelas pasas.       

• Calcio a través de la dieta y/o suplementación. Alimentos ricos en calcio: frijoles blancos, col rizada, jugo de naranja, guisantes negros,  lácteos, productos de soja y almendras.       

• Vitamina D a través de la luz solar, dieta y/o suplementos. Alimentos ricos en vitamina D: aceite de hígado de bacalao, salmón, caballa, huevos y setas (hongos).       

• Evite la deshidratación bebiendo mucha agua y comiendo alimentos hidratantes. Alimentos hidratantes: pepino, apio, tomate, coliflor, sandía, melón y fresas (frutillas).

Puede tomar tiempo encontrar la combinación correcta que le ayudará mejor. 

He descubierto que beber mucha agua, además de tomar magnesio, y suplementos de vitamina D, han hecho una gran diferencia en mí.


Los espasmos musculares son otro ejemplo de los síntomas extraños, frustrantes y dolorosos de la fibromialgia con los que tenemos que vivir. 

Loading...

Leave a Reply